por: Sylvette Nazario, MD

Asma alérgica es un desorden inflamatorio crónico de la vía aérea. Sus síntomas empeoran después de exposición a alergenos en las personas sensitivas, como lo son el polvo, los hongos, el polen de grama o árboles, las cucarachas o el pelo de animales.

El asma alérgica es el tipo más común de asma. De acuerdo al Instituto Nacional de Salud Ambiental de Estados Unidos, de los 17 millones de personas que sufren de asma en Estados Unidos, 10 millones o el 60% padecen de asma alérgica. De estos, 3 millones son niños y 7 millones son adultos. En Puerto Rico, según data del Departamento de Salud en el 2000, 39% de los encuestados informaron padecer de asma. Comparado con 9% de los adultos en Estados Unidos, 17% de los puertorriqueños informaron padecer de asma, según la Encuesta Nacional de Salud del 2000. Mas aun entre todos los grupos étnicos y raciales en Estados Unidos, los puertorriqueños son el grupo con más alta mortalidad por asma.

Los síntomas de asma son iguales, sean alérgicos o no. Estos incluyen tos, pitos en el pecho, falta de aire o apretón en el pecho. En asma alérgica, los síntomas son provocados por exposición a estos agentes ambientales. Sin embargo, otros factores como infecciones virales, ejercicio, exposición al aire frío o a irritantes no específicos en el ambiente pueden precipitar ataques de asma.

Un historial familiar de alergias predice si una persona desarrollara asma. La mayoría de las personas que padecen de asma alérgica, también padecen de otros desórdenes alérgicos. Según la Organización Mundial de Salud, al menos 70 % de los asmáticos también sufren de rinitis alérgica o alergias nasales. Ambas condiciones se precipitan por exposición a alergenos, y desencadenan una serie de eventos que culminan en estreches de las vías aéreas, hinchazón o edema de las vías aéreas desde la nariz hasta los bronquios y producción de moco.

IgE ( Inmunoglobulina E) es un anticuerpo en el sistema inmune que juega un rol critico en el proceso alérgico. Después de exposición previa a agentes ambientales, algunas personas se sensitizan, lo que significa que producen una proteína llamada Inmunoglobulina E o anticuerpo especifico contra el alergeno. Este anticuerpo se pega en la pared de las células cebadas. Al exponerse el individuo al alergeno, este se pega al IgE en la membrana de las células cebadas produciendo una señal que libera sustancias como histamina, prostaglandinas y leucotrienos, que producen los síntomas de tos, pitos y apretón de pecho.

Es importante que las personas con asma busquen tratamiento medico. Primero deben evaluarse para identificar si son alérgicos y así evitar agentes ambientales específicos que podrían provocar su asma. El asma se trata con medicamentos anti-inflamatorios como esteroides inhalados, broncodilatadores de corta y larga duración y anti- leucotrienos. En adición, los asmáticos alérgicos pueden recibir inyecciones de alergia o inmunoterapia que reducen la sensitizacion a estos alergenos. Un medicamento nuevo, contra el IgE también se ha aprobado para algunos sujetos asmáticos alérgicos.

El asma puede controlarse, de tal forma que se pueda vivir normalmente y disfrutar de ejercicio y otras actividades. ¡Toma control de tu asma!

There are no comments so far

Leave a Comment

Don't worry. We never use your email for spam.

Don't worry. We never use your email for spam.